ÚLTIMAS OFERTAS DE Perfumes

Análisis y Consejos

CATEGORÍAS DE Perfumes

  • Con los paquetes de perfume de esta selección que te hemos preparado con las mejores marcas encontrarás el capricho perfecto o el regalo adecuado.

  • Un amplio catálogo de perfumes de hombre que te presentamos para que puedas desplegar la fragancia que deseas y con la que quieras marcar tu presencia.

  • Sumérgete en esta selección de perfumes de mujer el los que encontrarás la esencia más adecuada, pensada para que refuerces la huella de tu presencia.

  • La frescura de los perfume para niños que te presentamos en esta sección de belleza es el complemento perfecto para la alegría que nos brindan los más pequeños.

Los perfumes son la vida, encuentra tus fragancias

Perfumes y fragancias, una fábrica de sensaciones

Los perfumes y fragancias te permiten disfrutar de tus aromas favoritos y sentirte bien en cualquier lugar y ocasión

Perfumes y fragancias, una fábrica de sensaciones

Elegir un buen perfume es, en la mayoría de los casos, una tarea sumamente dificultosa, especialmente si no conocemos demasiado el mercado ni los productos. Para aquellos hombres y mujeres que llevan años usando la misma fragancia, todo es mucho más sencillo (aunque un cambio cada cierto tiempo nunca es malo).

Por otra parte, un perfume es de las cosas más difíciles de regalar, puesto que es imprescindible tener un amplio conocimiento sobre la otra persona. La fragancia no solo nos hace sentir mejor, más atractivos y seguros, sino que también evoca a momentos y personas especiales.

En otras palabras, aunque para muchos no parezca, un perfume dice mucho sobre nosotros. Por eso, la elección de cuál comprar es tan dificultosa. Además, el mercado actual es tan grande, y se actualiza constantemente, que complica aún más la decisión.

Para ver la competencia que hay alrededor de las fragancias, basta con ver algún spot en la televisión o en Youtube, en donde siempre hay un actor o actriz reconocido mundialmente. Por otra parte, al momento de elegir un perfume, hay que pensar también en nuestra propia salud, ya que puede causar alergias, irritación o inflamación.

En la mayoría de los casos, esto es debido a que algunos de sus componentes no son adecuados para la piel que tenemos.

Esto hace que tengamos que conocer las principales propiedades de la fragancia antes de llevar a cabo la compra.

Por todas estas cuestiones, es vital dar con un sitio especializado, que no solo ofrezca los mejores productos del momento, sino que también aporte la información necesaria para que podamos hacer una excelente compra.

Y aquí entramos a jugar nosotros. En primer lugar, con ofertas increíbles de perfume para hombres, mujeres y niños.

Pero, además, te brindamos toda la información sobre esta maravillosa fábrica de sensaciones para que sepas qué tipos existen y cuáles son sus principales componentes.

Al mismo tiempo, te damos todas las recomendaciones que precisas al momento de elegir la fragancia ideal para tí o un amigo, familiar o pareja.

Somos apasionados por el mundo del perfume. Conocemos en detalle su historia, composición y todo lo que rodea a estas fragancias.

Por eso, en nuestra web encontrarás las mejores marcas de la actualidad, con opciones para hombres, mujeres y niños.

Además, te contaremos todo lo relacionado a las características de los perfumes, ya que hablaremos sobre proporciones y familias olfativas.

Por otra parte, te diremos qué es lo más importante a tener en cuenta para elegir una fragancia para hombre, mujer o niño, ya que las compras son diferentes según cada caso.

Al mismo tiempo, te daremos recomendaciones y consejos para evitar que su uso traiga efectos no deseados para tu organismo.

Por último, haremos referencias por supuesto a los paquetes de perfumes que encontrarás en nuestra web.

Historia del perfume

La historia del perfume se remonta al año 3.500 a.C en Sumeria, Oriente Medio, cuando sus habitantes empezaron a desarrollar fragancias untando sus cuerpos con aceite, alcohol de jazmín, madreselva, lirio y jacinto.

Por aquel entonces, los sumerios eran la civilización más avanzada del mundo y el procedimiento no era el azar.

Es que cada parte del cuerpo era untada con una fragancia distinta, siempre con el aceite como ingrediente base.

Un poco más aquí en el tiempo, en el año 1.500 a.C, en la Antigua India empezaron a desarrollarse aromas especiales.

En ese tiempo, estas fragancias solían emplearse solamente en las ceremonias religiosas para darle un toque especial al ambiente.

Pero los primeros que empezaron a comercializar perfumes fueron los fenicios, aproximadamente en el año 1.000 a.C.

Esta civilización utilizaba plantas y flores, que eran transportadas de Oriente a Occidente por el Mediterráneo, para armar frascos de diferentes tamaños para luego venderlos.

La comercialización de estos perfumes fue un hecho inédito para la sociedad, ya que hizo que por primera vez las personas empiecen a usar fragancias en su vida social para sentirse más a gusto.

También, se utilizaban como sustancia médica para paliar los efectos adversos de algunas enfermedades de la época.

Por supuesto que, desde aquellos años hasta la actualidad, mucho ha cambiado en lo que respecta a los métodos de producción de estas fragancias.

De todas maneras, hay algo que continúa siendo extremadamente importante para la calidad del perfume: su materia prima.

Fabricación del perfume

Los adelantos científicos y técnicos han hecho que, en la actualidad, haya muchas maneras de producir fragancias.

A pesar de que las fórmulas son cada vez más complejas, para cubrir la altísima demanda del mercado, la materia prima sigue siendo trascendental en el proceso.

Pero también juegan un rol clave las técnicas de destilado y, por supuesto, la mano de los profesionales a cargo.

En lo que respecta específicamente a las materias primas, existen infinidad de ingredientes empleados en la elaboración de fragancias.

Encontramos ingredientes vegetales y plantas aromáticas (rosa, jazmín, clavel, salvia, romero, tomillo, entre otros), agrios (limón, naranja, mandarina), algas y líquenes (musgos y algas), granos y semillas… En fin, se emplean todo tipo de elementos.

Es por eso que, desde 1983 y con el objetivo de facilitar la compra de un perfume, Michael Edward creó la rueda de fragancias o familias olfativas.

Esto nos permite reconocer las materias primas principales que componen la fragancia y, en base a esto, saber las características más importante que tiene el producto.

Es que está claro que, cuanto más información tiene el cliente a disposición, más posibilidades tiene de hacer la mejor de las compras.

Familias olfativas de perfumes

Distinguir los aromas principales que componen los perfumes facilitan mucho la compra porque sabemos de antemano con qué nos vamos a encontrar.

En total, hay 7 familias olfativas de fragancias:

  • Cítrica. Sus aceites esenciales se extraen de la cáscara del limón y la naranja y se caracterizan por ofrecer una agradable sensación de frescura y limpieza.
  • Floral. Los perfumes de esta familia se obtienen de los pétalos de las rosas y encontramos una gran variedad, ya que las flores empleadas en su elaboración son muy distintas. En consecuencia, las características de la fragancia varían mucho. Por ejemplo, la rosa es sinónimo de delicadeza, mientras que el jazmín se traduce en sensualidad.
  • Oriental. Hace referencia a lo exótico y sensual, incluyendo ingredientes dulces y, al mismo tiempo, sofisticados y elegantes, como por ejemplo vainillas y resinas. También, en su confección pueden emplearse maderas, ámbar y otras especias destacadas que le dan toques distintivos al perfume.
  • Amaderada. Estos perfumes están relacionados a la masculinidad porque son fragancias secas y profundas, ya que en su elaboración se utilizan maderas, raíces y arbustos.
  • Fougere. Esta palabra significa “helecho”, por lo que evoca la gran diversidad de olores que podemos encontrar en un bosque, como lavanda, musgo, encina y bergamota.
  • Cuero. En los perfumes relacionados a esta familia olfativa, podemos encontrar ingredientes como hojas de tabaco, paja, maderas exóticas o frutos rojos. Suelen ser fragancias fuertes y es por eso que están relacionadas a aquellos productos para el hombre.
  • Chypre. Los perfumes de esta familia olfativa tienen estrecha relación con la noche porque son muy sensuales, producto de la mezcla de flores, bergamota, ámbar, musgo y pachulí, entre otros.

Tres fases olfativas de un perfume

Cuando nos ponemos un perfume en el cuerpo, o en nuestra ropa, distinguimos tres fases olfativas diferentes, que hacen alusión a su composición.

La estructura de una fragancia está compuesta de cabeza, cuerpo y base, cada una con una duración distinta.

  • Cabeza o salida: es lo primero que olemos y perdura apenas unos minutos.
  • Cuerpo o corazón: aromas que duran horas y le dan carácter al perfume.
  • Base o fondo: son los que perduran cuando las notas de salida y corazón se han ido. Pueden durar varios días.

Las notas de salida están compuestas, en la mayoría de los casos, por aromas cítricos. Es la primera impresión de la fragancia y, según la calidad del producto, puede durar de dos minutos hasta dos horas.

La segunda fase, el corazón, identifica el carácter del perfume. Suelen ser toques florales y especiadas y aparecen 15 minutos después de la aplicación, con una duración que puede ser de 15 horas.

La base son las notas que tardamos más en apreciar y le dan firmeza a la esencia de la fragancia. Es el momento en el que sobresalen las materias primas, de cuya concentración depende la duración (que puede ser de días).

Tipos de perfume

Según la intensidad del aroma y la concentración que tenga la fragancia, encontramos diferentes tipos de perfumes.

  • Eau Fraiche: concentración aproximada del 7%.
  • Eau de Toilette: 12-15% de concentración.
  • Eau de Parfum: 17-20% de concentración aproximada.
  • Extracto o Perfume: 30-40% de concentración.

La diferencia principal radica en la duración de la fragancia. Un perfume con 40% de concentración nos asegura que el aroma perdure todo el día.

En cambio, el Eau Fraiche solo va a perdurar en la piel algunas horas, puesto que son productos extremadamente suaves.

Es fundamental tener en cuenta esta clasificación al momento de la compra porque muchas veces parece que todos los perfumes tienen la misma concentración, especialmente en las tiendas comerciales en donde todas las fragancias están en el mismo estante.

Si lo que estás buscando es un aroma que te acompañe durante todo el día, la mejor opción es optar por el que mayor porcentaje tenga.

Por el contrario, si necesitas un perfume que arroje un aroma agradable por algunas horas (supongamos que para salir de noche) el Eau Fraiche o Eau de Toilette puede ser más que suficiente.

En nuestra web encontrarás ofertas de fragancias, de las mejores marcas, que por supuesto contemplan todos los tipos que existen.

Al mismo tiempo, hay también paquetes de perfumes especiales que incluye la variedad de concentraciones.

¿Por qué es importante elegir un buen perfume?

Por si todavía quedan dudas, es preciso tener en claro porqué estamos hablando de un producto tan importante para nuestra cotidianidad.

Es que no son pocas las personas que menosprecian el valor de una fragancia agradable y creen que con un desodorante alcanza para oler bien.

Usar un perfume que nos resulte agradable es fundamental por múltiples razones, principalmente porque dice mucho de nosotros aunque no lo parezca.

En primer lugar, para hombres y mujeres por igual, es un signo de coquetería y elegancia que eleva nuestra imagen.

Es que, vamos… ¿A quién no le gusta que le digan “Oye, qué rico hueles” y que inmediatamente después nos pregunten qué perfume utilizamos? Pues, creo que a todos.

Además, una fragancia agradable puede ser un arma de seducción sumamente efectiva, ya que atrae notablemente al otro.

Pero también nos hace sentir bien a nosotros mismos, ya que está comprobado que eleva notablemente nuestra autoestima.

Por otra parte, un perfume dice mucho sobre la personalidad de un hombre o mujer. Por ejemplo, el uso de una fragancia floral hace pensar que se trata de alguien romántico; o un aroma potente puede ser indicativo de que estamos ante una persona extrovertida.

Por último, numerosos estudios afirman que son altamente efectivos para mejorar la memoria, debido a que los olores van directamente al subconsciente.

Es por eso que cuando sentimos una fragancia relacionada a una persona cercana, automáticamente nos acordamos de ella a pesar de no haberlo visto.

En consecuencia, un perfume es mucho más que un accesorio cosmético que nos ponemos antes de salir de casa.

Por esta razón, es fundamental dar con una fragancia que nos guste, que nos haga sentir cómodos y hable de lo que somos. Y por supuesto, que les agrade a los demás.

Tips generales para elegir un buen perfume para nosotros

Independientemente de si se trata de un perfume para hombre o mujer, hay cuestiones que son igual de importantes al momento de la compra.

Sin lugar a dudas, lo más importante a tener en cuenta es el tipo de piel que tenemos para que la fragancia no nos cause irritación o alergia.

Para los cutis grasos, en general, lo ideal es optar por perfumes suaves, que sean ligeros y tengan notas  florales o cítricas para evitar aromas desagradables.

Caso contrario, en pieles secas, lo recomendable es comprar fragancias fuertes, con toques amaderados y florales.

Esto es debido a que los olores se disipan rápido, lo que hace que echemos grandes cantidades de perfume, lo cual se traduce en una mayor sequedad.

El caso más complejo es el de las personas con piel sensible porque la fragancia puede traer irritación o inflamación.

Para evitar esta situación hay que utilizar perfumes naturales, que no contengan porcentajes muy altos de alcohol.

Teniendo en cuenta el aspecto más importante de la compra, es momento de ver otros puntos rutilantes para dar con la fragancia ideal.

En primera instancia, hablaremos de los casos en los que adquirimos el perfume para nosotros mismos. Luego, te daremos algunas ideas si lo que necesitas es hacer un buen regalo para un amigo, familiar o pareja.

Vale, entonces, hacernos una pregunta fundamental: ¿Con qué objetivo vamos a comprar la fragancia?, ¿Para usar a diario para ir al trabajo?, ¿O solo para salir de noche?.

También, el gusto particular es un aspecto clave para comprar un perfume que colme con nuestras expectativas.

¿Aroma floral? ¿Amaderado?, ¿Jazmín?, ¿Cítrico?, ¿Oriental?... En fin, como hemos visto, son varias las opciones que tenemos para poder oler como queremos.

Una vez que tenemos en claro el aroma y el uso que le vamos a dar a la fragancia, ya tendremos el panorama más claro.

En este sentido, si por ejemplo queremos un perfume que dure la mayor cantidad de horas posible, seguramente vamos a optar por aquellos que tienen una concentración del 40%. Es decir, los de mayor pureza.

Caso contrario, si buscamos una fragancia potente que nos acompañe durante algunas horas, entonces lo más recomendable es comprar un Eau Fraiche o Eau de Toilette.

Para muchos, el perfume evoca sentimientos, momentos y personas especiales, por lo que la elección está supeditada a este aspecto.

El recuerdo de una pareja, amigo o familiar, que usaba una determinada fragancia que nos gustaba es, en ocasiones, factor decisivo de la compra.

La marca del perfume es un aspecto clave también, sobre todo en un mercado tan competitivo como es este.

Una firma que selecciona minuciosamente las materias primas, utiliza técnicas de destilación apropiadas y ofrezca una diversidad de aromas en su catálogo probablemente nos dé la sensación de que vamos a encontrar lo que buscamos y que el producto es de calidad.

Por otra parte, un aspecto que muchos tienen en cuenta al momento de comprar un perfume es la estación del año, ya que cada una tiene sus propias características, con olores, colores y temperaturas que influyen decididamente en nuestro estado de ánimo.

De hecho, no son pocas las personas que tienen una fragancia diferente para cada momento climático del año.

Por ejemplo en invierno las personas suelen optar por fragancias de estilo oriental, cálidas, con vainilla y ámbar.

La primavera está asociada a las flores y al amor, por lo que motiva a usar perfumes románticos, de carácter fougere, compuesto principalmente por cítricos.

Para el verano, es común que se elijan fragancias frescas, a tono con la estación, con ingredientes predominantemente marítimos.

Por su parte, durante el otoño hombres y mujeres suelen elegir perfumes especiados con toques de madera y musgo.

Por más que parezca una obviedad, probar siempre en el cuerpo es vital antes de terminar de elegir la fragancia que queremos.

Es que no son pocos los perfumes que no tienen las propiedades que sostiene en su catálogo, lo que puede arruinar la compra.

Además, al ser un mercado tan grande y competitivo, las imitaciones están a la orden del día. Por eso, probar es de gran ayuda para ver si la fragancia es exactamente la que queremos.

Por último, como en cualquier compra que hacemos en nuestra vida, el presupuesto es un punto que no podemos obviar.

El precio final está supeditado a varios aspectos, como la marca, la cantidad de perfume y el sitio en el que adquieras el perfume.

Afortunadamente, al ser un mercado tan grande, encontramos muy buenas opciones para todo tipo de bolsillos, por lo que de seguro encontrarás lo que buscas.

Tips generales para elegir un buen perfume para regalar

Regalar un perfume es uno de los mejores obsequios que se le puede hacer a una persona querida. Pero también es de los más costosos.

Y no hablamos de precios, sino que complejidades. Es que hay que tener un profundo conocimiento sobre el otro para poder dar con una fragancia que le agrade.

Al margen de la piel, el presupuesto, la durabilidad, la marca y todo lo que hemos visto anteriormente, aquí juega un papel fundamental la personalidad.

Según especialistas en perfumería, hay que detenerse en varios aspectos para poder comprar una fragancia que se adapte a la perfección a los gustos y estilos de esa persona a la que queremos sorprender.

Es que a nadie le gusta obsequiar algo que el otro no va a usar. Si cuando lo vemos, no huele al perfume que le regalamos, seguramente no le ha gustado el regalo.

Lo primero que soslayan aquellos que saben de perfumería, es que es preciso tener en cuenta los años y, principalmente, el estilo de vida del otro.

Es decir, si son clásicos, modernos, elegantes, atrevidos… En fin, todas las características que podemos distinguir en ese amigo, familiar o pareja.

Para personas extrovertidas y decididas, sostienen los especialistas, lo más recomendable es una fragancia fresca y aromática.

Los más espontáneos van muy bien con perfumes con notas marinas y cítricas, con toques de limón, bergamota, naranja o mandarina, por ejemplo.

Para hombres y mujeres reservadas, que les gusta pasar desapercibidos, la elección puede pasar por aquellas fragancias con toques frescos, frutales y marinas.

Si se trata de alguien elegante, los perfumes con fragancias orientales, amaderadas, ambaradas y con toques de especias son una excelente opción.

Por último, si es una persona a la que le gusta perfumarse para antes o después de hacer deporte, lo recomendable es optar por productos frescos y cítricos.

Teniendo en cuenta todas estas observaciones, tendrás más posibilidades de dar con una fragancia perfecta para regalar a alguien muy especial.

¿Cómo evitar alergias en la piel causadas por el perfume?

Cuando pensamos en comprar un perfume, es fundamental que la fragancia no nos traiga efectos indeseados.

Muchas personas no se detienen a pensar en las consecuencias que les puede traer determinados componentes de las fragancias.

Solo piensan en un perfume con agradable aroma y ya. Y esto es un grave error porque es una de las causas más populares de alergias.

Por supuesto que hay situaciones en las que no sabemos que tenemos intolerancia a un ingrediente hasta que no entramos en contacto.

Las causas, en la mayoría de los casos, es el rechazo a algunos de los componentes que tiene una determinada fragancia.

Se estima que un perfume está fabricado con alrededor de 50 ingredientes diferentes, entre materias primas, sustancias y otros agregados.

Esto hace que muchas personas experimenten reacciones alérgicas cuando se ponen su fragancia favorita. Las más afectadas son aquellas que sufren asma o alguna enfermedad respiratoria.

Algunos de los síntomas más comunes son: dolor de cabeza, irritación de la piel, dolores musculares y dificultades para respirar.

Como bien sabes, las alergias no se pueden evitar porque son reacciones anormales por parte del sistema inmunológico a determinadas sustancias.

De todas maneras, tienes que saber que hay cosas que podemos hacer para no sufrir este tipo de situaciones al ponernos nuestro perfume.

En primer lugar, es realmente importante elegir una fragancia que se adapte al tipo de piel que tenemos.

Muchas personas no tienen en cuenta este aspecto y cometen el error de elegir un producto solo porque huele bien.

Y esto es un grave error porque el organismo va a rechazar el perfume, con irritaciones o inflamaciones en diferentes partes del cuerpo.

Por otra parte, si tenemos rechazo a algunos componentes de la fragancia, es común que la alergia se manifieste luego de habernos puesto la loción.

Es importante detectarlo a tiempo e ir a un médico especialista para ver cuál es el ingrediente que nos hace mal para poder cambiar el perfume que estamos usando.

Pero, además, para evitar alergias a causa de una fragancia, es imprescindible dar con una tienda de confianza.

Es que como el mercado es tan grande, las imitaciones están a la orden del día. Y un producto de baja calidad, puede traernos severos problemas en el organismo.

El último aspecto a tener en cuenta es el uso del perfume, punto en el que nos detendremos a continuación.

Consejos a la hora de usar perfume

Lo más importante que tenemos que saber sobre el uso del perfume es que hay que aplicarlo en aquellos puntos del cuerpo donde late el pulso por el ritmo de la sangre.

En las muñecas, detrás de las orejas y en las clavículas son las zonas en las que frecuentemente se usan las fragancias.

En lo que respecta al momento del día, los especialistas coinciden en que lo mejor es que la piel esté hidratada.

De esta manera, el aroma va a perdurar más tiempo porque un óptimo nivel de agua en los poros hace que la fragancia penetre mucho mejor.

Por esta razón, coinciden en que el mejor momento para aplicar un perfume es después de una buena ducha.

Muchas personas utilizan su fragancia también en las prendas. Los especialistas recomiendan no hacerlo porque la ropa puede arruinarse.

Además, mucha cantidad de perfume puede provocar un efecto contrario al que buscamos. Ya sabes, los excesos nunca son buenos

Si la fragancia es de calidad, con poner un poco en alguna de las zonas por donde late el pulso por el ritmo de la sangre, bastará para oler bien durante varias horas.

También, es importante mantener el frasco en un lugar fresco y oscuro porque las temperaturas altas y la humedad son perjudiciales para los perfumes.

Por último, es recomendable utilizar más de una fragancia, ya que no es bueno que el olfato se acostumbre al mismo aroma.

Además, convengamos que no está bueno usar el perfume que nos aplicamos a diario para ir al trabajo también en una salida nocturna.

Por esta razón, muchos hombres y mujeres optan por adquirir paquetes que incluyan varias fragancias para aplicarse para distintas situaciones. 

LAS OFERTAS MEJOR VALORADAS

SUBIR